Tipos de Harinas – Características

Tipos de Harinas

La harina es un elemento esencial de la cocción bastante evidente. Cuando se empiece a hornear, se aprende rápidamente que se necesita al menos un par de tipos diferentes de harina en la despensa de harina para todo uso, incluyendo la harina de pan. 

La harina de pastelería, es al menos un tipo para todos los postres favoritos. Probablemente se han visto múltiples variedades de harina en los estantes de la tienda de comestibles local. Pero, es necesario conocer  las diferencias entre esos tipos.

A menos que ya se sea un aficionado a la repostería, puede que no se conozca variedad. También puede que no se esté seguro del  tipo que funcionará en cada receta. 

Además, es probable que no se sepa que en algunos casos, se puede mezclar y  hacer una mezcla propia en lugar de ir al supermercado. Por ello, seguidamente se presentan los diferentes tipos de harinas.

Tipos de Harinas

Tipos de Harinas

1. Harina para todo uso

La harina para todo uso es uno de los tipos de harina más utilizados, esta variedad está hecha de una mezcla de trigo duro y blando. Eso le da un contenido medio de proteínas y almidón.

El contenido de proteínas influye directamente en la cantidad de gluten que se puede formar con una harina determinada. Las harinas con bajo contenido de proteínas generan menos gluten. 

Las harinas con alto contenido de proteínas generan más gluten, lo que determina la estructura y la textura de un producto horneado. La harina para todo uso tiene un contenido proteínico de entre el 10% y el 12%. 

La harina de pan tiene entre el 14% y el 16%, pero las harinas de pastelería (9%) y las harinas para tortas (7% a 8%) tienen menos. Igualmente, se sabe que casi el 95% de la harina blanca vendida, está enriquecida con hierro y vitaminas B, incluyendo tiamina, niacina, riboflavina y ácido fólico.

2. Harina de pan

En general, se dice que la harina de pan está hecha enteramente de trigo duro. La mayor cantidad de gluten generada por esta harina de mayor contenido proteico ayuda a que el pan aumente de tamaño, esto se debe a que el gluten atrapa y retiene las burbujas de aire al mezclar y amasar la masa.

La harina de pan es la mejor opción para los productos de panificación con levadura, y se puede aumentar el contenido de proteínas de la harina y aumentar su potencial de producción de gluten añadiendo unas cuantas cucharadas de gluten de trigo vital para todo tipo de usos.

3. Harina de pastelería

La harina de pastelería se muele muy finamente a partir de trigo blando, ello le da una sensación casi sedosa. Esta variedad tiene un bajo contenido en proteínas, y también está blanqueada. 

El proceso de blanqueo altera la estructura de los almidones y grasas de la harina de pastelería, lo que resulta en un pH más ácido. La acidez en realidad ayuda a los pasteles, y otros productos de panadería con una gran cantidad de azúcar,  a subir en lugar de colapsar. Mientras tanto, el bajo contenido de proteínas asegura una textura suave y esponjosa.